Chapas Negras, Decapadas , Galvanizadas y Laminadas en Frío o Blancas

Descripción

Podemos encontrar los siguientes tipos de chapas procedentes de laminaciones en caliente como son :

.- Chapa negra  es la procedente de la laminación en caliente sin tratamineto alguno.

.- Chapa decapada, la cual resulta de someter  a la chapa negra a un proceso de limpieza superficial dejándola libre de incustraciones y óxido. Tanto la chapa negra como decapada en sus diferentes calidades, es la considerada de mayor uso y consumo ,siendo la materia prima del resto de ellas y la que más aplicaciones tiene en la industria en general.

.- Chapa Galvanizada, como resultado del recubrimiento con una película de zinc a la chapa negra, protegiéndola así de la oxidación y dotándola de gran adherencia y espesor homogéneo. Se emplean por ejemplo en la fabricación de cubiertas metálicas, conductos de refrigeración, electrodomésticos, silos, estanterías...etc.

.- Chapa laminada en Frío o también llamada Blanca, es la chapa laminada en caliente previamente a la cual se la somete a un proceso de reducción en su espesor, teniendo más aptitud a ser conformada y un mejor aspecto en su superficie. Esta clase de chapas son utilizadas en sectores como la automoción, cartelería, embalajes metálicos, carpintería metálica...etc.

Medidas: 

Tanto las chapas Negras como Decapadas podemos encontrarlas en los almacenes de distribución en formatos estándar que suelen ser 2000x1000, 2500x1250, 3000x1500, 6000x1500, 3000x2000 y 6000x2000 mm. Espesores superiores a 1´5 mm a 12 y 15 mm.
Las galvanizadas y las laminadas en frío suelen comercializarse en formatos 2000x1000, 3000x1250 y 3000x1500 mm. En cuanto a espesores de galvanizadas encontraremos 0´4, 0´5, 0´6, 0´8, 1, 1´2, 1´5, 2 y 3 mm. Para las blancas o frías suelen empezar en 0´8 hasta los 3 mm.
Independientemente de los formatos comerciales, todas ellas pueden suministrarse en largos y anchos específicos en función de las condiciones de pedido de cada fabricante.