Tubos de acero o hierro

Descripción

Los tubos de hierro o acero son barras o piezas huecas generalmente con forma o sección  cuadrados , rectangulares y redondos. Existen tres tipos o métodos de fabricación :

.- Con soldadura longitudinal, donde se parte de un fleje de chapa la cual se va perfilando mediante un sistema de rodillos dándole la forma y diámetro a fabricar y una soldadura recta a todo lo largo de la barra. Para su aplicación en carpinteriá metálica y construcción en general es el más comercial.

.- Sin soldadura, donde el lingote calentado previamente es sometido a un proceso de extrusión para darle la sección y diámetro a fabricar. Es el más indicado para finalidades de contención de la presión debido a la homogeneidad que mantiene en todas sus direcciones.

.- Con soldadura helicoidal o en espiral, donde dicha soldadura se realiza como si fuese roscada a todo lo largo de la barra.

En función del tipo de fleje de chapa con el que se fabrique , podemos encontrar distintas calidades y tipos de acero empleado.

Los más habituales que podemos encontar en los almacenes de distribución son los tubos laminados en frío de espesores como 0,8 - 1 y 1,2 mm ( con aplicaciones como la fabricación de mobiliario, elementos de ocio, carpintería metálica..etc.) , los tubos negros con acabado superficial sin tratamiento en la superficie, los tubos decapados  que son los realizados con flejes previamente limpiados y tratados con una película de aceite que ayuda a protegerlos de la corrosión y los tubos galvanizados caracterizados por su resistencia a la corrosión , que son los fabricados partiendo de un fleje o chapa a la cual se le ha aplicado previamente una fina capa de zinc o bien a posteriori sumergidos en baños de zinc.

Todos ellos son utilizados en aplicaciones para la costrucción, automoción, invernaderos, cerramientos,  maquinaria pesada y ligera, señalización, carpintería metálica..etc.

También encontramos los llamados tubos de conducción o presión , que pueden ser lisos o roscados, y acabados en negro o galvanizado. Están indicados para aplicaciones de conducción de agua sanitaria  y gas, minería, riegos, instalaciones contra incendios e industria general.

    Todos ellos deberán cumplir con la CALIDAD  y con la NORMATIVA necesaria para que el cálculo y aplicación sean de SEGURIDAD y GARANTÍA. Para ello el fabricante pone a disposición los certificados de calidad oportunos.

 

Medidas: 

Los largos comerciales habituales son 6 y 12 metros en todos ellos. Existe la posibilidad de fabricación a medida sujeta a las condiciones de pedido de cada fabricante. Las diferentes medidas de fabricación existentes abarcan un amplia gama que va desde tubos redondos de diámetros de 8 mm hasta los 609,6 mm, cuadrados desde 10 mm hasta 400 mm y rectangulares desde 15x10 mm hasta 500x300 mm. Los espesores van desde los 0,8 mm de los tubos laminados en frío hasta los 20 mm de los tubos estructurales.